Estrabismo: ¿Terapia Visual o Cirugía?


Dada la complejidad del sistema visual, y su interacción con otros sistemas sensoriales, existe controversia en cuanto al manejo y alternativas de cura disponibles para el tratamiento del estrabismo.

 Esto se debe, a que cada paciente estrábico presenta anomalías o adaptaciones diferentes que son particulares de cada condición visual, en el estrabismo no hay nada escrito, ni aún dentro de los enfoques de determinada corriente no siempre se sigue el mismo procedimiento, esto causa mucha desconfianza en el paciente o en los padres del niño con estrabismo para encontrar una solución objetiva que lo convenza de aceptar o rechazar entre ambas alternativas.

 Se han expresado muchas opiniones negativas acerca de la Terapia Visual en el tratamiento del estrabismo y los criterios adoptados para cada caso en particular, en donde el Optometrista Funcional y la Terapia Visual se encuentran en injusta desventaja con el Médico Oftalmólogo que solo basa su tratamiento en la cirugía estética pero no en una cura funcional, en la cura quirúrgica, el paciente no es binocular, es decir, los ojos no trabajan en equipo de manera coordinada, por ésta razón los ojos regresan frecuentemente a la posición desviada.

Otra de las desventajas que presenta la terapia visual, es que, reestablecer la función binocular y no solamente la alineación estética en un estrábico se lleva mucho mayor tiempo que el requerido para la cirugía, aunque al final, los pacientes reciben mayor recompensa y beneficios.

Para algunos la visión binocular es un lujo, pero si tomamos en cuenta que la visión es un sistema de procesamiento sumamente complejo, como dijo el Dr. Skeffington:

 “Los datos que proporcionan al cerebro dos ojos alineados y perfectamente coordinados serán mas precisos y elaborados que cuando esto no sucede”.

El sistema visual está integrado por tres áreas principales: sensorial, motor y perceptual, y aunque son independientes, están íntimamente relacionadas y se apoyan en sus funciones, de manera que la falla en cualquier de estas vías puede impedir un procesamiento visual normal. 

                    

Sabemos que la visión guía el movimiento, también nos indica si la posición de nuestro cuerpo es correcta o no, si el cerebro no es capaz de fusionar las imágenes y recibe una información distorsionada, el cuerpo funcionalmente se adapta con la posición anormal de los ojos, de manera que la postura y el desarrollo motor de estos pacientes generalmente se encuentra en desequilibrio, afectando la manera de caminar, la postura y la localización espacial. Incluso un paciente con estrabismo de larga duración puede resultar en escoliosis o desviaciones posturales menos severas que deben ser atendidas por un terapeuta en rehabilitación física ya que muchos de estos pacientes que tienen desviaciones posturales no se corrigen con la terapia visual.

Por esto, el Dr. Donal J. Getz, especialista en estrabismo, ambliopía y problemas de aprendizaje relacionados con la visión, egresado de la Universidad de California, dice que el “Estrábico es estrábico de la cabeza los pies”

De esta manera se entiende porque las actividades motoras gruesas deben incluirse en tratamiento o entrenamiento visual para pacientes estrábicos, el control y la utilización de los dos lados del cuerpo es una habilidad necesaria para el control y coordinación de los dos ojos.

El poner en entredicho los beneficios mediante la terapia visual, es que no todos los pacientes estrábicos son candidatos a recibirla, así como tampoco a tener una cura mediante la cirugía, la eficacia del tratamiento, y no es exclusivo de la visión, depende de un cuidadoso diagnóstico para analizar los diferentes factores, tipo de adaptaciones corticales (en el cerebro) que el paciente ha hecho, de las condiciones anatómicas que existan para ser binoculares y de la motivación del paciente, que dependerá en gran medida si el estrabismo le está afectando social, académica o laboralmente, para lograr la cooperación, por lo que el manejo requiere de una intervención muy precisa para conseguir el éxito.

No se trata de discutir los méritos de la cirugía contra la terapia visual, de hecho, por fortuna, existen algunos cirujanos que son receptivos a la terapia visual y toman en cuenta el aspecto funcional y sensorial de estos pacientes, así como el Optometrista Comportamental es consciente del enfoque del cirujano, ya que en muchas ocasiones es necesaria la intervención de ambos para restablecer la función binocular, aquí lo que importa, es el conocimiento de quien y cuando un procedimiento dado va a producir las mejores recompensas para el paciente.

Dado que los estrábicos presentan habilidades visuales reducidas en ambos ojos, la terapia o entrenamiento visual se recomienda para intentar mejorar la condición visual, como son la calidad de la fijación, los movimientos oculares, localización espacial, postura, ya que lo mas importante es mejorar su calidad de vida y su posterior rendimiento escolar o laboral.

Por lo tanto, es muy importante, exponer todo esto al paciente o en su caso a los Padres del niño y recomendar iniciar un Programa de Terapia Visual encaminado al tratamiento del estrabismo por un período de 6 meses y valorar cambios o mejoría para determinar si se continua con el tratamiento o el abandono del mismo, ya que en algunos casos es difícil revertir el problema, sobre todo en algunos pacientes de aparición temprana, dado que las células corticales binoculares no han sido estimuladas debido a la supresión, lo que hace difícil lograr adecuadamente las conexiones de toda la vía visual o cuando aparece la primer señal de que el paciente no muestre capacidad para lograr la fusión.

Sin embargo, si por cualquier razón, la terapia visual optométrica resultara ineficaz comenta el Dr. Getz, se puede realizar la cirugía como último recurso, de ninguna manera puede decirse que sea a la inversa. Las operaciones quirúrgicas anteriores hacen que el éxito de la terapia sea más difícil, esta es otra razón por lo que se recomienda la terapia visual como primera opción de tratamiento.

Esta totalmente documentado bajo estudios científicos y experimentales hechos por varios autores, que la Terapia Visual Optométrica ofrece al paciente mayores posibilidades de una cura real, por lo que puede ser considerado como un método alternativo para el tratamiento de este problema.

Aquí lo importante, es acudir a un profesionista con los conocimientos y equipo necesario que programe el entrenamiento en base a cada caso en particular. 

About these ads

Un pensamiento en “Estrabismo: ¿Terapia Visual o Cirugía?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s