Visión y Memoria


Generalmente los niños con Dificultades de Aprendizaje, muestran evidencia de pobres e inconsistentes habilidades de memoria y aunque la memoria no es el mejor método para un aprendizaje eficaz, es una herramienta cognitiva indispensable para el aprendizaje de ciertas tareas.

Las causas de un problema de memoria, no habiendo un franco daño cerebral evidente, no están completamente claras, las disfunciones de la memoria no son todo o nada, es común detectar en el mismo niño severos problemas para la retención de algunos datos y excelente para recordar otros.

Esto se debe, a que la memoria se encuentra muy relacionada con la atención, prestamos mayor atención a lo que nos interesa y olvidamos porque la mente está en otro lado cuando las cosas que nos presentan nos parecen aburridas; así que muchos problemas de memoria, mas bien son muchas veces mas bien un problema de atención, esto responde a la pregunta de los padres, ¿Por qué mi hijo se aprende los nombres de los personajes de una caricatura o serie o las letras de una canción y no puede aprender las tablas de multiplicar?

Otra de las causas de baja o escasa memoria, se debe a que muchos niños no han desarrollado naturalmente estrategias de memoria como habilidades de organización, asociación, clasificación y presentan muy baja comprensión de conceptos, la memoria es tan frágil que aún el estado emocional del niño debe ser tomado en cuenta, cuando nos manejamos bajo estrés, como es el caso de los exámenes, se afecta la habilidad para recordar.

La memoria es realmente, un proceso cognitivo muy complejo, desafortunadamente la neurobiología y la química de la memoria no han evolucionado hasta el punto de identificarlo como un mecanismo simple, se piensa que el hipocampo y el diéncefalo tienen un papel significativo en la memoria a largo plazo, es decir, esto parece apoyar que el cerebro es capaz de almacenar recuerdos por períodos de tiempo mucho mas largos que otras áreas.

Sin embargo, la mayoría de los niños con DA presentan una pobre memoria de trabajo. operativa o de corto plazo como comúnmente se le conoce, esta memoria es la que utilizamos cuando tenemos que conservar información durante un periodo breve de tiempo, de manera que podamos realizar una tarea, se considera como una memoria de transición, sirve para trasladar la información a la memoria de largo plazo, (aunque no toda la información que llega a la memoria de corto plazo va a la memoria de largo plazo).

Cada nueva experiencia que entra al cerebro, influye en la memoria, y cada persona recuerda más fácilmente de manera diferente, unos recuerdan mejor lo que ven, otros lo que oyen y los más solo haciendo las cosas, sobre todo en los niños pequeños en donde se espera que recuerden más fácilmente una figura, letra, o palabra sólo si es capaz de escribirla o dibujarla; la memoria por lo tanto, depende de funciones de procesado sensorial, que nos permiten reconocer, retener, recordar y asociar la información recibida con experiencias pasadas.

La mayoría de los autores reconocen dos tipos de memoria: “Memoria a Largo Plazo” y “Memoria a Corto Plazo”, sin embargo, existen varios tipos más, como la memoria motora, visual, auditiva, quinéstesica, de ahí que todas estas “memorias” o estilo perceptual juegan un papel muy importante en el aprendizaje y afectan o varían el desempeño de cada niño en particular.

Valorar las fortalezas y déficits en estas áreas deben tomarse en cuenta, ya que, si el niño tiene un problema de memoria, es probable que el nivel de desempeño de alguna de estas modalidades sensoriales esté fallando.

Confucio decía:

Olvidamos lo que escuchamos, recordamos lo que vemos y aprendemos lo que hacemos”

 En el desarrollo jerárquico de los sistemas sensoriales, el sistema visual es el último en desarrollarse, este desarrollo tardío lo recompensa en asumir un papel dominante, y obliga a la información de otros sentidos a obedecer sus órdenes, de manera que el niño que no ha alcanzado este nivel de desarrollo, le será difícil desempeñarse a un nivel visual sin el apoyo quinéstesico, verbal o auditivo y puede por lo tanto tener dificultades para aprender.

 La memoria visual es una de las funciones más importantes en el aprendizaje; tiene como función el almacenamiento de información así como su recuerdo selectivo cuando tiene necesidad de ella. La memoria visual secuencial nos permite reconocer, identificar, localizar (posición), distinguir y retener las series que presenten la misma sucesión de elementos, como lo son el orden de las letras que forman una palabra, una frase o una oración, es importante en el deletreo y para aprender sucesiones numéricas como son las tablas de multiplicar.

 Esta memoria visual nos permite ir almacenando palabras en nuestro léxico visual, de tal manera que ya no necesitamos leer la palabra sílaba por sílaba sino que ya la leemos de forma global, por reconocimiento de la misma, además ayuda la ortografía pues la memoria visual nos ayuda a recordar por ejemplo, que la palabra cielo se escribe así y no zielo o sielo, aunque suenen igual.

 Los niños con deficiente memoria visual, no sufren realmente de un déficit en la capacidad de memoria, mas bien tienen dificultades para generar una estrategia apropiada para guardar o almacenar la información visual tanto de características espaciales como secuenciales de la representación visual en la memoria de corto plazo.

 Esto se debe a que muy pocas personas utilizan la visualización, cuando no se desarrolla la visualización o esta habilidad es inadecuada puede afectar el rendimiento académico y aprendizaje. La visualización, se define como la destreza que nos permite formar imágenes mentales, retenerlas y almacenarlas en nuestra memoria para futuras demandas, es el nivel mas alto de percepción visual y es indispensable para una buena lectura de comprensión, esta puede ser, una de las causas, por las que muchos niños no comprenden lo que leen.

 La visualización se da gracias a la organización retinotópica, cuyas células han aprendido a cooperar durante largo tiempo, elaborando representaciones de la información visual, aún cuando dicha información no esté delante de nuestros ojos.

 Las habilidades de visualización, derivadas de experiencias anteriores y de la integración intersensorial, juegan un papel muy importante en la adquisición de la información por medio de la visión, pero debemos tomar en cuenta que la memoria visual es considerada una habilidad pre-requisito para la visualización, por lo cual debe ser entrenada de manera adecuada para la edad de cada niño.

 Una vez que el niño ha mejorado la memoria visual será capaz de usar las habilidades de imaginación visual y desarrollar representaciones internas de formas, figuras, letras, palabras, frases, oraciones, y por lo tanto será capaz de recordar la imagen aunque ya no esté presente, incrementando la velocidad de procesamiento que ingresa por la vía visual y por consecuencia un desempeño mas eficiente en el salón de clases.

Con lo anterior está demostrado el carácter dominante de la visión y sus efectos en el aprendizaje y la memoria, cuanto más visual sea la información recibida, mayores son las probabilidades de que sea reconocida y recordada, por eso el niño que no ha aprendido a utilizar y sacar provecho de este poderoso canal de aprendizaje se encuentra en franca desventaja.

About these ads

2 pensamientos en “Visión y Memoria

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s